Secretario general de la OEA se reúne con defensores de la vida y la familia

Luis Almagro tuvo un encuentro con ADF, el Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia, y líderes políticos y sociales de Latinoamérica.

Este viernes 9 de octubre se realizó el encuentro virtual «Desafíos a los Derechos y Libertades Fundamentales durante la crisis sanitaria: Visibilizando la situación real en las Américas». Unos 260 líderes evangélicos hispanoamericanos interactuaron con el Secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro. Asistieron, además Embajadores y altos cargos políticos de Paraguay, Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, y Guatemala.

El evento estaba organizado por la Alianza en Defensa de la Libertad (ADF por sus siglas en inglés), una organización legal inspirada en la fe cuyo objeto es proteger las libertades fundamentales y promover la dignidad inherente de toda persona. Trabaja en el contexto internacional, con una presencia permanente en todas las instituciones de importancia estratégica internacional. Acreditada por el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas (ECOSOC), el Parlamento y Comisión Europeos, y la Organización de Estados Americanos (OEA).

La coorganizadora era una entidad de inspiración evangélica, el Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia. Esta plataforma cívica nació en México (2016) como un movimiento para defender los derechos de las familias de Iberoamérica por medio de políticas públicas, como alianza a nivel personal de la mayoría de líderes influyentes de Iberoamérica, con un enorme esfuerzo personal y de autofinanciación.

Esta reunión es preparatoria a la 50a Asamblea de la OEA. La Asamblea General número cincuenta de la Organización de Estados Americanos se llevará a cabo este año de manera virtual debido a la pandemia del coronavirus. En ella se discutirán temas complejos como la transexualidad, los derechos humanos y la libertad religiosa.

El Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia registrará cinco coaliciones, que representan a 65 asociaciones en la 50a Asamblea de la OEA del 19 al 21 de octubre. Tendrán diez observadores en las reuniones del Consejo Permanente de la OEA.

 

Mensajes de los participantes

El Secretario general de la OEA, Luis Almagro, fue el primero en intervenir y resaltó en su discurso la importancia de la familia como base, estructura y recurso fundamental e insustituible para la sociedad hispanoamericana.

El embajador Alejandro Ordoñez, de Colombia, afirmó que la familia “no es sólo estructura social, sino también educadora, sostén económico, afectivo, formadora de identidad, nutriente de cuerpo, alma y espíritu. Su funcionamiento es básico, y su colapso o disfunción supone una quiebra”, algo que se ha puesto en evidencia en esta pandemia.

Lygia Briz expresó que la OEA  “no hace mención del rol vital de la familia en sus documentos, y en algunos en cambio se ve una visión negativa de la familia, algo que en ocasiones existe pero no son sino una lacra a corregir que no quita la importancia vital de la familia que debe ser sustentada, apoyada y valorizada”. Puso en valor el ejemplo del comunicado conjunto por el día internacional de las familias que emitieron las delegaciones de Brasil, Bolivia, Chile, Colombia y Guatemala entre otras. «Dicho comunicado recordó que la familia debe ser protegida por el Estado y la sociedad.  Además, expresaron su solidaridad a las familias que fueron afectadas por el coronavirus, destacando su papel fundamental en la promoción de salud y protección de las personas más vulnerables». En este sentido, propuso que la OEA, así como los organismos internacionales, deberían «poner a la familia como uno de sus ejes principales: su protección, promoción y revalorización como institución natural. Que se hable sin miedo de los beneficios que esta trae a la sociedad».

Neydy Casillas (ADF) expuso al representante de la OEA que esta entidad “prioriza y promociona grupos de poder de la sociedad civil que promueven una agenda que desvía de las auténticas necesidades de la familia. Incluso se excluye a quienes no están en estas agendas. Situaciones de abuso, embarazadas que desean tener sus hijos, millones de niños enfermos, ancianos que estas ONGs ayudan”.

Por su parte Jaime Aparicio, de Bolivia, denunció que está ocurriendo que “incluso los padres llegan a ser educadores subsidiarios en valores, ocupando el Estado el papel principal” y que “se ha eliminado a los creyentes como representantes de un sector importante de la sociedad civil, dando todo el espacio a sectores con ideas y principios alejados e incluso opuestos a los valores y principios de la fe”.

Ahondó el político boliviano en que “se ha convertido en políticamente correcto bajo la denominación de progresismo el desestructurar la familia, una ingeniería social en la que el Estado ocupa el lugar de formador ético y moral de las personas. Algo que históricamente ha hecho un enorme daño a las sociedades. Para ello toman foros de derechos humanos creado un totalitarismo y una relativización moral, prometiendo paraísos en la Tierra para convertirla en un infierno cuando llegan al poder. Y quieren que la OEA entre en esa vía”.

La embajadora de Paraguay, Elisa Ruiz, dio un testimonio personal ante una grave enfermedad que padece, recientemente diagnosticada, señalando con evidente emoción que gracias al apoyo de su familia y de su fe se ha sostenido en medio de la covid-19 con fuerza y esperanza.

Se expresó con enorme claridad y firmeza la Secretaría del Ministerio de la Familia de Brasil, Angela Gandara, lejos de los estereotipos que se achacan a la política de Bolsonaro. Enfatizó la importancia de la conciliación laboral y personal, y anunció que el Gobierno brasileño trabaja para desarrollar el homeschooling como alternativa a la responsabilidad educativa de los padres en Brasil. También que va a implantar el programa “Familias fuertes” para apoyar a las familias con diferentes recursos, así como todo un programa de lucha contra la drogadicción apoyándose en las familias. También declaró su defensa de la libertad religiosa en la educación de los hijos, sin olvidar el ponerse como meta acabar con la violencia doméstica. “No existe un Derecho internacional aborto, hay que enfocar la ayuda a la mujer embarazada”, fue otra de las metas de su línea de actuación.

Nadia Márquez, concejal en Neuquén (Argentina) hizo una exposición de la vitalidad y aporte de las familias e iglesias evangélicas en su aporte como parte de la sociedad civil provida a toda Latinoamérica. Pese a esto, dijo, “el deber y derechos a educar en la fe a los hijos es un derecho abandonado y descalificado, incluso convirtiéndose en unas ola de ataques de violencia y odio religioso. Es un derecho que el Estado debe apoyar y defender, en los individuos y colectivamente. Hay millones de creyentes dispuestos a ayudar a la familia y los derechos humanos y la libertad religiosa, apóyenlos”.

Cerró el encuentro Aarón Lara, presidente del Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia. “Sin exagerar ha sido histórico. Gracias sean dadas a Dios y a Él toda la gloria. No bajemos las manos, esta batalla recién iniciada nos ampara la razón y el derecho, y la convicción de un resultado positivo para el mundo entero. La presencia en los ámbitos sociales y políticos de los cristianos no va a disminuir. Tengamos resiliencia y trascendencia. Hay que romper la singularidad y desigualdad en organismos internacionales y multilateral con respecto a la parte de la sociedad civil que representamos. No para ideologizar, sino para apoyar la vida y la familia”.

Iberoamérica Ora

El Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia tendrá en la noche del 11 de noviembre un encuentro intercontinental de oración: Iberoamérica Ora a través de Facebook Live

Se realizará desde las 8 de la noche, hora de Colombia. “En el clamor obtenemos las victorias” dice Aarón Lara. “Les rogamos acompañarnos al evento Iberoamérica Orauna vigilia de oración que recorrerá todo el continente y España. Ayúdenos a convocar a las iglesias en cada nación y hacer de este esfuerzo una jornada inolvidable”, agregó.

La actividad de oración se centrará, entre otros tópicos, a clamar a Dios por asuntos de interés mundial tales como las elecciones presidenciales en Bolivia, Ecuador y Estados Unidos, el próximo plebiscito constitucional en Chile y la crisis sanitaria por el coronavirus.

Compruebe también

Ministro paraguayo trató de bromear sobre la situción sanitaria: «El ataque zombie es lo único que nos falta»

Ministro paraguayo trató de bromear sobre la situción sanitaria: «El ataque zombie es lo único que nos falta»

La escasez de vacunas contra el coronavirus se produce en medio del fuerte aumento de …

Nike resuelve la demanda contra los ‘Zapatos de Satán’

La compañía que comercializó «Satan Shoes» el mes pasado ofrecerá recomprar las zapatillas personalizadas a …

Déjanos tu comentario