¿Por qué legalmente Joe Biden no ha ganado nada?

¿Cómo funciona realmente el sistema electoral estadounidense? Lo que los medios de comunicación no dicen (o no les conviene decir).

El candidato presidencial demócrata Joe Biden / Washington Examiner

Aunque los medios de comunicación liberales – y otros que se han dejado llevar por la corriente de los llamados “mainstream media” – se han adelantado en proclamar al demócrata Joe Biden como ganador de las elecciones en Estados Unidos, lo cierto es que el exvicepresidente aún no ha ganado nada. Al menos, de manera legal.

En primera instancia, tal y como está constituido el sistema electoral estadounidense (sufragio indirecto), el ganador de los comicios no es ratificado sino hasta el mes de diciembre. En realidad, a quienes eligen los votantes el día de las elecciones es a un grupo de 538 ciudadanos llamados “los electores” del denominado Colegio Electoral. Esos 538 constituyen lo que se conoce como los “votos electorales”.

El presidente de los Estados Unidos se elige de manera oficial en el mes de diciembre en una asamblea formada por estos 538 electores. El día de las elecciones en las papeletas, cada candidato a presidente lleva adjunto el nombre de su vicepresidente y el partido político al que pertenece. Pero estos votos no eligen de momento al presidente, sino que eligen en bloque a esos compromisarios que irán después al Colegio Electoral en diciembre.

Como hay 538 electores en total, un candidato necesita al menos 270 para ser elegido. Lo que se traduce en la mitad de esos 538, o sea 269 + 1 = 270 electores para ser elegido presidente de los Estados Unidos.

Ahora bien, el problema es que, en estos momentos, los votos electorales de cinco estados (Pensilvania, Nevada, Michigan, Georgia y Arizona) están aún en disputa con una enorme cantidad de demandas de irregularidades por resolver. Litigios legales han sido entablados en esos estados por abogados del partido republicano y serán las cortes estatales y finalmente la Corte Suprema de Justicia las que determinarán si proceden o no tales demandas.

Un punto que destaca la campaña del presidente Trump, es la enorme irregularidad de que Pensilvania, Michigan, Arizona, Nevada y Georgia tardaron unas pocas horas de la noche del 3 de noviembre para contar el 95% de los votos, pero hace 6 días que están contando el último 5%. Para citar sólo una de las irregularidades en cuestión que pasan hasta por personas fallecidas hace ya varios años “resucitando” de manera misteriosa para votar, por Biden, ¡por supuesto!

La portavoz del presidente Donald Trump, ha prometido que la batalla legal para impugnar la mediáticamente manipulada victoria de Joe Biden en las elecciones no ha hecho más que empezar.“Esta elección no ha terminado, ni mucho menos”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, en una conferencia de prensa este lunes.

Volviendo a la explicación del sistema electoral estadounidense y tomando en cuenta que la cantidad de votos electorales para uno u otro candidato aún está en disputa, hay que recordar que de darse el caso de que ninguno de los candidatos obtenga más de 269 votos electorales, la Duodécima Enmienda a la Constitución entra a regir y el Congreso decide quién será el nuevo presidente. La combinación de congresistas de cada estado tiene derecho a un voto por estado y una mayoría simple de estados da un ganador. Esta situación se ha presentado ya dos veces en la historia norteamericana. La primera se dio en 1801: fue elegido presidente Thomas Jefferson; la segunda se produjo en 1825, cuando fue elegido presidente John Quincy Adams.

Finalmente, es el día 6 de enero cuando el Congreso se reúne para contar los votos electorales y certificar al ganador de la elección. Oficialmente, es ese el momento de la verdad.

Ya todo está escrito en la política electoral estadounidense y no es la primera vez que los medios se adelantan a proclamar un ganador antes de tiempo. Ya ocurrió en 2000 cuando los medios liberales dieron como presidente electo al exvicepresidente Al Gore, también demócrata, ¿puede notar la tendencia? Tras un delicado proceso de conteo voto por voto en el disputado estado de la Florida, finalmente el Congreso ratificó a George W. Bush como el 43 presidente de los Estados Unidos.

Al Gore también fue proyectado ganador por The Washington Times, CNN y otros medios en el 2000. Días después Bush fue ratificado como presidente.

Dato curioso para los que gustan de la numerología; en aquel entonces Bush tomó posesión el día 20 del mes 01 del año 2001. En esta ocasión, quien sea ratificado oficialmente, tomará posesión el día 20 del mes 01 del año 2021. ¿Casualidad?

Lo cierto es que, aunque los medios de comunicación digan lo que digan, no son éstos los que deciden de manera legal ni oficial el resultado de la elección. Serán, en última instancia, la Corte Suprema de Justicia y el Congreso los que determinarán si realmente el señor Biden ha sido electo el 46 presidente de los Estados Unidos o no.

Compruebe también

Italia: el uso del barbijo dejará de ser obligatorio

Italia: el uso del barbijo dejará de ser obligatorio

A partir del lunes 28 de junio 19 de las 20 regiones de Italia eliminarán …

Estados Unidos: 10 muertos, entre ellos 9 niñas, en un choque posiblemente por la tormenta Claudette

Estados Unidos: 10 muertos, entre ellos 9 niñas, en un choque posiblemente por la tormenta Claudette

El accidente fue provocado al parecer por el deslizamiento de los vehículos en la carretera …

Déjanos tu comentario