Piden medir la velocidad por tramos en áreas protegidas

El proyecto fue ideado por integrantes de la Red Yaguareté en 2019 y piden que se implemente para proteger la vida silvestre

Más de tres mil animales murieron atropellados en las rutas misioneras y con el fin de proteger la vida silvestre, desde Red Yaguareté vuelven a insistir en el proyecto de control de velocidad en tramo, propuesta para la traza de la ruta provincial 19 que atraviesa el Parque Provincial Urugua-í desarrollado por Nicolás Lodeiro Ocampo y Marcos Alejandro De Vincenzi en el año 2019.

Para impulsar el proyecto y volver a ponerlo en discusión publicaron en las redes sociales un video del ejemplar de yaguarete Kerechú, apodo que guardaparques de Urugua-í y miembros de la Red Yaguarete eligieron para una hembra joven, captada en el corazón del Parque Provincial más grande de la provincia de Misiones.

El video del posteo fue captado en el Sendero Malvinas Argentinas del Parque Provincial Urugua-í que se encuentra abierto al público. Cuentan que Kerechú, al igual que otros ejemplares y muchas especies, conviven sin problemas con los visitantes del Parque.

En una parte de la descripción del video, Red Yaguareté recuerda que a 400 metros del sitio de donde fueron tomadas las imágenes se encuentra la ruta provincial 19, que atraviesa el área protegida en un tramo de 31,5 kilómetros en su parte más ancha y donde ya murieron atropellados al menos dos yaguaretés adultos, una de ellas una hembra muy joven con dos crías prontas a nacer. Es por ello que insisten en la necesidad de que el mencionado tramo los conductores deben limitarla velocidad a 60 kilómetros por hora.

Teniendo en cuenta que la cartelería que busca concientizar al conductor no dio los resultados esperados, insisten en la necesidad de adoptar medidas punitivas como la colocación de radares o el innovador sistema de medición de velocidad por tramo, desarrollado por Nicolás Lodeiro Ocampo y Marcos Alejandro De Vincenzi en el año 2019.

El principio de funcionamiento es muy simple, consiste en un sistema de Control de Velocidad en tramo, no se mide la velocidad instantánea, tal como en un radar tradicional, técnicamente denominado cinemómetro. Lo que se mide es el tiempo de paso entre dos portales extremos separados por una determinada distancia conocida, y de manera indirecta la velocidad media, como cociente entre la distancia y el tiempo.

En cada uno de los portales de entrada y salida al sistema se instala un Sistema Automático de Identificación de Patentes (conocido internacionalmente como ALPR o “automatic licence plate recognition”) que identifica la patente, toma una fotografía, y registra la hora exacta en que un vehículo atraviesa el portal. Estos datos obtenidos por el sistema son procesados automáticamente por un software que los envía por algún sistema de transmisión (radio, celular, internet) al centro de monitoreo.

Dado que entre los portales de entrada y salida hay una distancia conocida, el límite de velocidad máxima está estipulado en 60 kms/h., para recorrer esa distancia es necesario emplear, como mínimo, un determinado tiempo. Si se utiliza menos tiempo que el mínimo significa que en al menos en un instante determinado se ha circulado más rápido de lo admisible, y entonces corresponderá aplicar una multa, que el sistema también emite en forma automática.

Las ventajas de este sistema respecto a los sistemas tradicionales de control de velocidad son: obliga al conductor a controlar la velocidad a lo largo de la totalidad del tramo de interés, y no solamente en un punto determinado. Segundo no requiere -a diferencia de los radares móviles- de recursos humanos apostados en el lugar de medición, ya que la tecnología permite que funcione las 24 horas. Además no sólo se reducirá el atropellamiento de animales silvestres, sino que también se reducirá la cantidad de siniestros viales de todo tipo.

Por otro lado, reduce la emisión de gases contaminantes de parte de los vehículos, dado que la misma es directamente proporcional a los cambios de velocidad (aceleración). Al propiciar una velocidad constante, la emisión de gases se reduce. Esto último es de vital importancia tratándose de un área de alto valor ambiental.

Cabe destacar que si bien no es el objetivo de esta propuesta, las multas que se perciban (en gran cantidad inmediatamente después de la puesta en funcionamiento del sistema y luego decrecientes con el tiempo) generarán un ingreso económico de magnitud que puede ser destinado a la construcción de más medidas de mitigación de atropellamientos en la misma ruta provincial 19, o bien en otras rutas de la tierra colorada donde también se evidencie la misma problemática.

Fuente: El territorio

Compruebe también

Misiones aprobó la Ley de Humedales

La Cámara de Representantes de la provincia sancionó este jueves un marco regulatorio para la …

Invitan a la comunidad misionera a participar de la Liga Nacional de Robótica

Será el 14 de mayo, en la Escuela Secundaria de Innovación de Posadas. A partir …

Déjanos tu comentario