PAZ EN MEDIO DE LA TORMENTA

Las preocupaciones son como anteojos empañados que no nos permiten ver las cosas con claridad; podemos ver, pero en forma distorsionada a la realidad y casi siempre terminamos angustiados… amargados… estresados y enfermos, por cosas que quizás jamás ocurrirán.

A través de una relación íntima con Dios nos ayuda a comprender que El todo lo ve de manera diferente lo que para nosotros puede ser una gran tormenta, para El solo es una prueba de vida, que nos ayuda a tener más fe y por sobre todo paz en nuestro corazón, eso sí, solo cuando nos despojamos de toda nuestra carga y la dejamos a sus pies.

Oración:
“Señor, traigo mis cargas para depositarlas a tus pies, sabiendo que eres el único en el que puedo confiar. Ayúdame a estar en paz y por sobre todo a confiar que puedes quitar toda preocupación de mi vida”.

Compruebe también

China obliga a los cristianos detenidos a someterse a ‘sesiones de lavado de cerebro en el sótano’

China tiene una larga historia de persecución y opresión de minorías religiosas, sobre todo musulmanes . Los cristianos …

Hay un ‘final feliz’ para ti

En la historia de quienes hemos creído en Jesús, al final de nuestra vida en …

Déjanos tu comentario