MUJER DISEÑADA POR DIOS

“Pues yo sé los planes que tengo para ustedes —dice el Señor—. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza” JEREMÍAS 29:11 NTV

Indudablemente si hay una duda existencial que trasciende, atraviesa y atravesará la humanidad entera, es la respuesta a este planteo que todas nos hemos hecho en algún punto de nuestras vidas: ¿Cuál es el propósito de mi vida? Este interrogante es solo la punta del iceberg, pero como si estuviésemos sistematizadas, inmediatamente se desprenden otros interrogantes: ¿Qué quiero ser? ¿Cuáles son mis sueños? ¿Qué deseo tener? ¿Cómo lo puedo alcanzar? ¿En cuánto tiempo lo puedo obtener? … y así seguimos, sólo estamos pensando en nosotras…

Ahora bien, quiero compartirte otra pregunta, que también nos hicimos, pero mayormente como última instancia; y llegamos a esta conclusión cuando no pudimos obtener respuestas y en nuestras vidas no vemos los resultados de la toma de nuestras decisiones, y con el paso de los años, nuestro corazón se llena de pesar e incertidumbre. Entonces en este momento, sí, cuando ya hemos intentando con todo, miramos al cielo y le preguntamos: Dios, ¿Cuál será el propósito para mí en la tierra? Acá se encuentra la clave. Tantas veces fue Dios, la última persona a la que recurrimos, cuando fuimos concebidas en su corazón, para un tiempo y espacio oportunos de la historia.

Todo en los cielos, en la tierra; en lo visible e invisible; comenzó por el Señor y para el Señor. Las Escrituras en Colosenses 1:16 dice: porque, por medio de él, Dios creó todo lo que existe en los lugares celestiales y en la tierra. Hizo las cosas que podemos ver y las que no podemos ver, tales como tronos, reinos, gobernantes y autoridades del mundo invisible. Todo fue creado por medio de él y para él”

Hoy es un buen día para que puedas tener en alta estima que naciste por la voluntad de Dios y es por ello que debes posicionarte desde acá, para saber que tu propósito no es en vano. Hasta que no puedas canalizar esta premisa, no lograrás entender ni dar valor a tu existencia.

Ahora sabemos que cuanto más conocemos al autor de la vida, podremos comprender que no hay nada más suficiente que ser guiadas por la voluntad plena y absoluta del Padre.

No naciste por error, por accidente, por casualidad; sino por la gracia del Padre, que te diseñó para alcanzar Sus planes; que vivas y disfrutes la plenitud que él preparó para vos. Nunca lo olvides, fuiste diseñada en la medida justa, exacta y original para desarrollar todo el propósito que lleva tu nombre. Recuerda ¡Dios no se equivocó cuando te pensó!

¡Dios te bendice!

Compruebe también

La ONU alerta que China estaría usando cristianos para tráfico de órganos

Las extracciones forzadas se realizarían, además, a uigures, tibetanos, y musulmanes, según “acusaciones creíbles”. «La …

FECEP Y EL HOGAR DE ANCIANOS DE LA REJA SE REÚNEN EL 18 DE JUNIO CON ENTIDADES

La Federación Congregación Evangélica Pentecostal FeCEP que representa a todas las iglesias adheridas que conforman las congregaciones …

Déjanos tu comentario