MUJER DE 83 AÑOS LLEVA EL MENSAJE DE CRISTO A DROGADICTOS

A la edad de 83 años, una misionera lleva el Evangelio de salvación a drogadictos en Porto Alegre, Rio Grande do Sul, Brasil. Noemy Alves da Silva fundó el Ministerio Nueva Vida y hasta hoy ha causado un gran impacto en la vida de decenas de jóvenes con un pasado de adicciones a los narcóticos.

Fue en una predicación del pastor David Wilkerson en Porto Alegre, en 1972, que Noemy conoció el ministerio “Desafio Jovem”, que rescata a los jóvenes de las drogas. Ella se había convertido hace seis años, pero se conmovió al ver a los jóvenes ser liberados por el poder de Dios. En ese servicio, junto a su esposo, Noemy sintió un ardiente deseo de ayudar a los jóvenes a dejar las drogas.

Días después, conoció a un joven llamado Miguel, quien apareció en la pensión que Noemy administraba en Porto Alegre. Estaba desnutrido por las drogas, además de tener enfermedades venéreas y problemas pulmonares. Con el permiso de su esposo, ella metió al adolescente dentro.

Noemy comenzó a participar en las reuniones de Desafio Jovem y llevó a Miguel a algunas reuniones. El muchacho pronto comenzó a evangelizar a sus colegas adictos y Noemy comenzó a unir a estos jóvenes. “Sabía que era el Señor quien estaba haciendo el trabajo”, dice ella.

Cuando Noemy continuó trabajando con adictos durante tres años, comenzó a examinar a los jóvenes y a enviarlos a hogares de recuperación en Belo Horizonte (MG), Maringá (PR) y Brasilia (DF), ya que no había proyectos similares en Rio Grande do Sul.

“Alabo a Dios por todo, porque si no hubiera sido como era, no seríamos lo que somos hoy. Nuestros principios, nuestros valores y la inconfundible certeza de que nuestra dependencia está en Dios”, agrega.

Movida por el deseo de encontrar un lugar apropiado para los adictos, Noemy dio un paso de fe y, en 1985, compró una granja que lleva el nombre de «Nova Vida», en la ciudad de Sertão Santana, a 85 km de Porto Alegre. El trabajo de rehabilitación comenzó con nueve niños. En la segunda clase, había dieciséis niños. Pronto, este número comenzó a aumentar. Muchos de ellos se convirtieron en pastores, evangelistas, padres de familia y comenzaron a trabajar en el ministerio mismo.

Compruebe también

Euro 2020: historias de fútbol y fe

Estamos recopilando historias sobre el torneo de fútbol desde una perspectiva cristiana. Mientras millones de …

Bolivia│Lanzan campaña nacional en defensa del matrimonio natural

Objetivo es “reafirmar principios y valores del matrimonio para concientizar a la población sobre la …

Déjanos tu comentario