Lobby LGBT presiona a Biden a quitar la acreditación a escuelas cristianas con posturas bíblicas

Es un claro intento de eliminar la libertad religiosa de las escuelas cristianas que se nieguen a inclinarse ante los valores morales del lobby LGTBI.

Una de las principales organizaciones activistas LGBT nacionales está instando al presunto presidente electo Joe Biden (aún por confirmarse judicialmente) y su administración a promover políticas que despojen de su acreditación a las universidades cristianas que defienden las reglas y posturas que se oponen a la práctica homosexual en sus centros de estudio.

En la introducción del documento de HRC (Campaña de Derechos Humanos, por sus siglas en inglés), dice que Trump “malinterpretó la ley para favorecer a los cristianos” y que “la administración de Biden debe desentrañar estas regulaciones dañinas en todos los departamentos, restablecer las fuertes protecciones defendidas por el presidente Obama y poner a Estados Unidos nuevamente en el camino hacia la igualdad para todas las personas LGBTQ”.

Si se implementa, la propuesta de política de HRC vincularía la acreditación de un centro a su apoyo al estilo de vida homosexual, y marginaría a las escuelas cristianas, afirma el presidente del Seminario Teológico Bautista del Sur (Louisville, Kentucky); uno de los principales en suelo norteamericano. «Esta [solicitud] viene con escalofriante especificidad y claridad. No nos atrevemos a perdernos lo que está en juego», añadió.

“Joe Biden tiene una oportunidad increíble de promover políticas para mejorar las vidas de los estadounidenses LGBTQ a través del lente de salud pública requerido por la pandemia”, se lee en el documento «modelo».

«Este es un intento rotundo de eliminar la libertad religiosa de las escuelas cristianas, o de cualquier escuela religiosa que se niegue a inclinarse ante los revolucionarios morales (LGTBI) de la HRC«, sostuvo Mohler.

The Christian Post se acercó a la Campaña de Derechos Humanos y al Partido Demócrata para hacer comentarios. No se recibieron respuestas al cierre de esta edición.

 

El documento dirigido a Biden

La solicitud forma parte del «Plan para un cambio positivo» de la campaña de HRC, un documento reciente que exige 85 recomendaciones legislativas y de política para una posible administración de Biden. El documento llega dado que Biden se comprometió a lo largo de su campaña de 2020 a promover la «igualdad LGBT» en los Estados Unidos y en todo el mundo.

Una de las recomendaciones propone quitar la exención de no discriminación para las universidades religiosas si las instituciones apoyan las definiciones bíblicas del matrimonio o no ofrecen «requisitos del plan de estudios científico». Según Al Mohler, «En términos de acreditación, eso es una bomba atómica», dijo Mohler. «La Campaña de Derechos Humanos se enfoca en temas de orientación sexual e identidad de género, ocultándolos en el lenguaje de la ‘ciencia'».

Al Mohler, explica que perder la acreditación devastaría las escuelas cristianas y obligaría a las instituciones religiosas a «capitular» ante la ideología de género. «Este tipo de política va incluso más allá que, por ejemplo, los intentos para quitar los fondos federales y la ayuda estudiantil de las instituciones que no se rinden al movimiento LGBTQ. Las instituciones religiosas serán obligadas a capitular sobre las doctrinas religiosas y teológicas fundamentales, o serán marginadas», escribió «.

Mohler argumenta que las universidades necesitan acreditación de las agencias del gobierno ya que si una escuela no está acreditada otras escuelas a menudo no aceptarán transferencias de créditos y los empleados no contratarán a sus graduados.

La lista del documento también incluye hacer que la negativa a contratar personas debido a su identidad abiertamente LGBT sea ilegal, agregar una opción “no binaria” a los documentos escolares (poder elegir identidad sexual que no sea hombre o mujer”), permitir que las personas transgénero sirvan en el ejército y obligar a las organizaciones benéficas religiosas a contratar a personas LGBT incluso cuando viola su conciencia.

HRC sostiene que las escuelas (cristianas o no cristianas) tampoco deberían poder derivar a las personas que luchan con su identidad sexual a consejeros que las ayuden a encontrar la paz con su propia biología. Además, HRC quiere que la administración de Biden interprete que hacerlo viola las reglas de discriminación sexual del Título IX.

Compruebe también

Euro 2020: historias de fútbol y fe

Estamos recopilando historias sobre el torneo de fútbol desde una perspectiva cristiana. Mientras millones de …

Bolivia│Lanzan campaña nacional en defensa del matrimonio natural

Objetivo es “reafirmar principios y valores del matrimonio para concientizar a la población sobre la …

Déjanos tu comentario