LA HISTORIA APOYA LA RESURRECCIÓN DE CRISTO

Estos son tiempos muy difíciles. Hay un enemigo allá afuera a nivel microscópico, causando todo tipo de estragos en los corazones, mentes y vidas de las personas. El gran problema en la vida, por supuesto, es la amenaza de muerte. Pero la esperanza de todo cristiano está en que Jesús ha quitado el aguijón de la muerte.

Cierto día un día una abeja picó a un niño, su hermano menor estaba asustado porque el insecto continuaba volando por ahí. Pero su padre le dijo que no se preocupara: solo había un aguijón en esa abeja y su hermano mayor ya lo había recibido. Este ejemplo explica lo que hizo Jesús hace más de dos mil años. Jesús es nuestro hermano mayor, y ha tomado el aguijón de la muerte sobre sí mismo. Como diría el apóstol Pablo: «Oh muerte, ¿dónde está tu aguijón?».

La esperanza de la resurrección de Cristo no es solo un sentimiento. Hay muchas razones para creer que Jesús resucitó corporalmente de la muerte, históricamente. «El cristianismo se basa en la proclamación histórica de que Jesús resucitó de entre los muertos», dice la Dra. Dana Harris de la Trinity Evangelical Divinity School en el área de Chicago. “Si Jesús no hubiera resucitado de entre los muertos, entonces no tenemos cristianismo”.

¿UNA LEYENDA DEL MUNDO ANTIGUO? 

Lee Strobel, ex editor de asuntos legales de The Chicago Tribune, graduado de la Facultad de Derecho de Yale, intentó refutar la fe de su esposa cuando esta empezó a ir a la iglesia, para que ambos pudieran vivir “felices para siempre como agnósticos”. Pero su búsqueda para refutar el cristianismo tuvo un resultado inesperado: se convirtió a Jesús. Escribió sus hallazgos en su libro que ya se convirtió en una película, “El caso de Cristo”.

En una entrevista para D. James Kennedy Ministries, Strobel señaló: “Una evidencia muy poderosa es que tenemos un informe sobre la resurrección de Jesús que los eruditos datan de meses después de su muerte. Entonces, lo que tenemos es, en 1 Corintios, capítulo 15, comenzando en el versículo 3, un credo, un informe de la iglesia primitiva que dice: Jesús murió, ¿por qué? Por nuestros pecados, fue enterrado, y al tercer día resucitó de entre los muertos. Y luego menciona individuos y grupos específicos a quienes se les apareció».

Strobel agrega: “Y si ese credo se desarrolló tan temprano, las creencias que conforman ese credo se remontan incluso antes. Probablemente, uno de los más grandes historiadores clásicos que haya vivido, AN Sherwin-White de Oxford, estudió el ritmo al que creció la leyenda en el mundo antiguo. Y determinó que el paso de dos generaciones de tiempo ni siquiera es suficiente para que una leyenda crezca y elimine un núcleo sólido de verdad histórica». Con los informes cristianos de la resurrección, señala Strobel: “Tenemos un ‘resumen informativo de la historia antigua’. Así que esa es una evidencia muy poderosa».

Lo interesante de la resurrección de Jesús es que los primeros escépticos del evento fueron los propios discípulos. Solo estaban convencidos porque Jesús se les apareció una y otra vez. Luego se convencieron tanto que salieron y se volvieron imparables en su proclamación, en algunos casos, incluso cuando eso significaba que serían ejecutados por su testimonio.

Como dice Lee Strobel: “Tenemos nueve fuentes antiguas dentro y fuera del Nuevo Testamento que confirman y corroboran que la convicción de los discípulos es que encontraron al Jesús resucitado. Esa es una avalancha de datos históricos. La mayoría de lo que sabemos de la historia antigua proviene de una o dos fuentes, pero nueve fuentes antiguas dentro y fuera del Nuevo Testamento [corroboran la convicción de los discípulos], lo cual es una cantidad increíble de evidencia que me convenció de que los discípulos encontraron a Jesús resucitado».

Compruebe también

20 DE SEPTIEMBRE: CON DIOS NO EXISTE SOLEDAD

Escucha: Cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije. (Isaías 51:2) …

17 DE SEPTIEMBRE: EL PASO NECESARIO

Escucha: Pase ahora mi señor delante de su siervo, y yo me iré poco a …

Déjanos tu comentario