Estudio sobre ‘terapias de conversión’ muestra claros resultados positivos

Realizado a ex LGTBI, concluye que lograron menor nivel de ansiedad e ideas suicidas. Más del 50% de quienes abandonan la vida homosexual recuperan la heterosexualidad.

La organización australiana CAUSE ha elaborado un estudio Free to Change (Libre para elegir o cambiar) que analiza la valoración personal, en resultados y satisfacción, sobre diversos aspectos en la vida de personas LGTBI que solicitaron y recibieron la llamada ‘terapia de conversión’ por parte de especialistas.

Las organizaciones LGTBI australianas opinan que estas terapias son “prácticas crueles e intolerantes que buscan cambiar o reprimir la orientación sexual o la identidad de género de una persona … nadie está ‘roto’ debido a su sexualidad o identidad de género”.

Frente a esto, exLGTBI del mismo país defienden que “hay una gran minoría que celebra y hace proselitismo continua y ubicuamente por la agenda pro-LGBTQ +. La diferencia es que esta macro minoría intimida, miente y vilipendia a aquellos con una atracción no deseada hacia el mismo sexo y disforia de género que no desean vivir con estos sentimientos. Trabajan incansablemente para erosionar los derechos humanos fundamentales de sus compatriotas australianos al intimidar a cualquier persona que se sienta atraída por el mismo sexo o que tenga disforia de género que se atreva a hacer preguntas. También amenazan a quienes ofrecen ayuda o apoyo comprobado en cualquier forma”.

 

 

El estudio ‘Free to Change’

Free to Change es un proyecto de CAUSE (Coalición contra la educación sexual insegura) que se creó en enero de 2018 para unir a grupos de padres preocupados por la educación sexual inapropiada en las escuelas. Como consecuencia, CAUSE se ha involucrado en el debate sobre los derechos humanos de las personas para elegir o cambiar su orientación sexual y buscar ayuda para hacerlo. Además, defienden el derecho de los padres a educar moralmente a sus hijos, y a orientar y buscar ayuda para sus hijos en cuanto a su orientación sexual.

Los testimonios analizados responden a 78 personas que, antes de someterse de forma voluntaria a un recorrido de acompañamiento para reconducir su vida sexual, se declaraban como hombres o mujeres homosexuales (57), bisexuales (11) o ‘transgénero’ (10).

La mayoría eran procedentes de Australia, Estados Unidos y Canadá, y tenían un nivel educativo superior. Han recibido apoyo y consejo profesional una media de cinco años y medio; y apoyo de carácter espiritual a lo largo de más de 7 años de media.

Los resultados del estudio, en resumen, son los siguientes:

  • Expresan haber mejorado en su condición física (69%) y la calidad de sus relaciones personales (74,4%).
  • En cuanto a las ideas de suicidio, tres de cada cuatro manifestaron experimentar una mejoría (75,6%).
  • Por otro lado, 8 de cada 10 (80,8%) reconocieron que los itinerarios de acompañamiento para abandonar el estilo de vida LGTBI les ayudaron con sus problemas de promiscuidad sexual.
  • La mejoría es aún mayor en cuanto al manejo de los episodios de ansiedad (93,6%). También se acrecentó el nivel de autoestima en un 94,9%.
  • El estudio asegura que más del 50% de quienes se declaraban al principio como homosexuales o bisexuales recuperaron la vida heterosexual, bien con una relación estable o casados (22,1%), o bien mantieniéndose célibes (30,9%).
  • Además, una de cada 5 personas objeto de estudio (20,6) si bien mantienen la atracción hacia personas del mismo sexo, han reducido su influencia en su estilo de vida mediante la abstención sexual o la ausencia de relaciones sentimentales con personas del mismo sexo, como era su deseo al inicio de la terapia.
  • Respecto a las personas objeto de estudio encuadradas en el grupo ‘trans’, 4 de cada 10 recuperaron la heterosexualidad y se casaron o mantienen relaciones estables.

De las 78 personas objeto de estudio, 46 son hombres y 32 mujeres. Cerca de la mitad tenían en el momento del estudio entre 51 y 65 años.

Compruebe también

Detectan una subvariante de Ómicron: hay al menos 20 casos reportados en Israel

Detectan una subvariante de Ómicron: hay al menos 20 casos reportados en Israel

Se denomina BA2, contaría con más mutaciones que la versión original, pero se desconoce si …

Así entró en erupción un volcán submarino en Tonga

Así entró en erupción un volcán submarino en Tonga

La erupción del volcán Hunga Tonga provocó un tsunami de 1,20 metros en Nuku’alofa, la …

Déjanos tu comentario