El regreso de los Promise Keepers se vuelve virtual

El pastor Tony Evans y el cantante Michael W. Smith formaron parte de la alineación para el primer evento del movimiento varonil en casi una década.

Hace treinta años, un movimiento de hombres cristianos comenzó como una reunión entre decenas de varones y un prominente ex entrenador de fútbol. Su momento más importante fue la congregación de cientos de miles de hombres en la Explanada Nacional de Washington DC en 1997.

Ahora, los Promise Keepers (conocidos en al mundo de habla hispana como Cumplidores de Promesasestán intentando regresar, pero no de la manera que lo habían planeado.

La organización llevó a cabo un evento virtual gratuito de dos días, que reunió a hombres de más de 65 países para escuchar a ex deportistas, músicos cristianos, pastores y autores famosos. Los organizadores originalmente esperaban atraer a 80.000 hombres a un estadio a las afueras de Dallas para su primer gran evento en casi una década.

“Estamos mostrando esto a un gran conglomerado de iglesias en la India, se traducirá al hindi y a toda Suraméricase traducirá al español y también se traducirá al polaco”, dice Ken Harrison, director de la organización. “Lo que parecía una gran decepción terminó siendo una gran bendición”.

Harrison agrega que cerca de 500 iglesias en los EEUU realizaron transmisiones simultáneas del evento virtual.

El evento virtual, pregrabado principalmente en Nashville, Tennessee, contó con mensajes del pastor Tony Evans de Dallas y el consejero cristiano con sede en Indiana Steve Arterburn, así como la música del cantante Michael W. Smith y el finalista de American Idol, Danny Gokey.

El evento fue anunciado como una conferencia que reuniría a 80.000 varones.

Harrison afirma que esperaba que algunas mujeres “curiosas” observaran y pudieran ver por sí mismas de qué se trata Promise Keepers. Pero la respuesta oficial a los solicitantes de registro, estimada en más de 1 millón, explica que se trata de un evento para varones.

“Alentamos a los hombres a participar del evento en un entorno exclusivo para hombres”, explica Harrison, citando los méritos de los eventos centrados en sólo mujeres. “Hay una dinámica diferente cuando los hombres escuchan juntos estos mensajes en comparación a cuando están en un entorno con sus esposas, hijas, amigas, etc. Alentamos a los hombres a que inviten a sus esposas y otras damas a participar en una segunda sesión después de que los hombres han podido participar juntos”.

Cuando se le preguntó si el énfasis de tantos años de Promise Keepers en el liderazgo de hombres puede ser visto por algunos como una amenaza para los derechos de las mujeres, Harrison dijo que su organización les está enseñando a los hombres, cómo comportarse.

“Realmente estamos llamando a los hombres a ser líderes humildes y proactivos en sus hogares”, dice. “No creo que sea mi papel decirles a las mujeres cómo deben ser. Eso es para su pastor u otras personas”.

 

Unidad racial

Harrison dijo que Promise Keepers sigue enfocándose en la reconciliación entre razas y denominaciones como una de sus “siete promesas”, aunque dijo que él prefiere usar el término “unidad racial”.

Brenda Salter McNeil, profesora asociada de estudios de reconciliación en la Universidad Seattle Pacific, asegura que el enfoque en la diversidad racial podría haber dañado a la organización varonil en el pasado ya que algunos no se sintieron atraídos por esa causa.

“En el mundo evangélico parece haber una gran dicotomía entre lo que la gente piensa que es espiritual y lo que perciben como social o político”, afirma. “Eventualmente pensé que Promise Keepers había muerto ya que intentaron abordar ese problema”.

La organización, fundada por el ex entrenador de futbol americano de la Universidad de Colorado, Bill McCartney, ahora diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer, una vez tuvo un staff nacional de 345 personas, ahora sólo tienen 28. Su presupuesto, sin incluir eventos, es de $2 millones de dólares, en comparación con alrededor de $30 millones hace 20 años.

Harrison explica que hubo muchas razones de la desaparición de su organización del ojo público.

“Recibí quejas de algunas personas que sentían que nos habíamos descuidado demasiado”, dice, “ido por demasiados caminos, y uno de esos caminos era que estábamos demasiado preocupados por la reconciliación racial. No estoy de acuerdo con eso”.

En 1993 los Promise Keepers lograron reunir a entre 500 mil y 1 millón de hombres en Washington D.C.

La parte política

El cronograma del evento incluye un momento para My Faith Votes (Mi Fe Vota), un grupo cuyos copresidentes honorarios incluyen al Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos, Ben Carson, y al ex gobernador republicano Mike Huckabee.

Cuando se le pregunta si los líderes de Promise Keepers alentarían a sus seguidores a votar por el Partido Republicano en su evento virtual o después de él, Harrison dice que no.

“No vamos a asumir la política de ninguna manera o forma”, insiste. “Pero algunas de las cosas que hacemos, al hablar de justicia, y de defender la justicia, hace que la gente llegue a su propia conclusión política”.

Harrison cita el aborto como ejemplo, al decir que su organización alienta a un hombre que peca al engendrar a un hijo tras haber tenido relaciones sexuales fuera del matrimonio, a mantener a la madre de ese hijo y no abandonar al menor.

 

Abordando el tráfico sexual

Promise Keepers también planea centrar su atención en los problemas mundiales de la pobreza y el tráfico sexual presentando oradores de las organizaciones Visión Mundial y Misión de Justicia Internacional.

“No se puede ser un hombre de Dios y no defender la justicia, simplemente van juntos, por lo que queremos llamar a los hombres a ser activos, y defender lo que es correcto”, dice Harrison. “No creo que la mayoría de los hombres evangélicos estadounidenses, tengan idea de la maldad que está ocurriendo en todo el mundo relacionada el tráfico sexual, los horrores que están viviendo las mujeres y los niños en todo el mundo”.

 

Compruebe también

20 DE SEPTIEMBRE: CON DIOS NO EXISTE SOLEDAD

Escucha: Cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije. (Isaías 51:2) …

17 DE SEPTIEMBRE: EL PASO NECESARIO

Escucha: Pase ahora mi señor delante de su siervo, y yo me iré poco a …

Déjanos tu comentario