Decenas de muertos y más de cien heridos tras estampida durante fiesta ultraortodoxa en Israel

La fiesta judía de Lag Baomer congregó a cien mil personas en el Monte Merón. Terminó siendo una de las peores tragedias en la historia de Israel.

Al menos 44 muertos, entre ellos niños, y 150 heridos es el balance de la estampida y hacinamiento en uno de los espacios de la emblemática colina situada en el norte del país. La causa no fue, como se informó inicialmente, el desplome de una gradería instalada para la ocasión que este año reunió a una enorme multitud a diferencia del año pasado que estaba limitado de forma significativa debido al coronavirus.

El Ejército envió soldados de su unidad especializada en rescate de las víctimas. Dada la enorme cantidad de personas en un lugar tan pequeño, la estampida fue mortal.

 

Según fuentes policiales, alrededor de 100.000 personas estaban reunidas en el Monte Meron en el evento más multitudinario desde que Israel regresó a la normalidad gracias a la masiva y exitosa vacunación contra el coronavirus. De hecho, en los últimos días algunos responsables del Ministerio de Sanidad mostraron su preocupación por la congregación de tanta gente aunque desde hace días se levantó la obligación de llevar mascarillas al aire libre.

La Policía ya inició una investigación para esclarecer las causas de este sangriento evento que conmociona a todo el país. Una avalancha humana que cobraba más víctimas a medida que avanzaba la madrugada más triste del Monte Meron.

 

La festividad de Lag Baomer

El Monte Merón, donde se encuentra la tumba del rabino Shimon Bar Yochai, es el destino anual de multitudes de fieles, en su mayoría ultraortodoxos. Un lugar muy concurrido durante la festividad de Lag Baomer (decimotercer día en la cuenta de Omer) en un conocido evento religioso y social cerca de la capital cabalística de Safed. La música, bailes, rezos, velas y tradicionales hogueras dieron paso a los gritos de desesperación, acciones de primeros auxilios y la evacuación de cadáveres y heridos.

 

Nada más conocerse las primeras informaciones de la tragedia, los principales dirigentes del país expresaban su pesar, compartían plegarias y pedían la recuperación de los heridos trasladados a los hospitales de toda la zona norteña desde el centro Médico Ziv de Safed hasta el Hospital Rambam de Haifa.

Compruebe también

Las madres son un regalo de Dios

A pocos días de nacer un niño, se acercó a Dios diciendo: Pronto voy a …

El actor Chad Michael Murray revela que lee la Biblia diariamente y enseña a ‘los niños acerca de Jesús’

El alumno de “One Tree Hill”, Chad Michael Murray, lee la Biblia y los devocionales …

Déjanos tu comentario