Científicos cristianos aseguran que la Estrella de Belén fue un milagro

A diferencia de la conjunción entre Júpiter y Saturno del 21 de diciembre que, aunque muy llamativa, es un evento relativamente común.

El famoso astrónomo Johannes Kepler, teorizó que la estrella de Navidad fue la explosión de una supernova / WikiImages de Pixabay

Los planetas Saturno y Júpiter estarán más cerca el 21 de diciembre de lo que han estado en 400 años, creando una luz tan brillante que algunos lo relacionan con lo que pasó cuando una estrella condujo a los magos hacia el niño Jesús.

Pero la teoría no se sostiene ni en la ciencia ni en las escrituras, según aseguraron a Baptist Press un físico de la Cedarville University y un astrónomo de la organización Answers in Genesis. Lo más probable es que la estrella bíblica de Belén fue un milagro divino, y la conjunción planetaria históricamente significativa de Saturno y Júpiter es… pues, la conjunción planetaria de Saturno y Júpiter.

 

“Varias personas han especulado sobre la estrella de Navidad, específicamente, si se relaciona con los fenómenos astronómicos o no”, dijo Steve Gollmer, quien es profesor de física y director del programa de física de Cedarville University, una universidad apoyada por los bautistas en Cedarville, Ohio.

 

¿Supernova o conjunción?

Gollmer mencionó al astrónomo y astrólogo del siglo 17, Johannes Kepler, quien teorizó que la estrella de Navidad fue la explosión de una supernova después de una “triple conjunción” de planetas en el año 7 aC; y más recientemente al video de 2009 “Star of Bethlehem” que teoriza que los magos vieron la conjunción de Júpiter y Venus en junio del 2 aC.

“Es interesante que esta gran conjunción en particular esté ocurriendo en el primer día del invierno, del invierno astronómico, que también es el día más corto de luz en el hemisferio norte para nosotros”, dijo Gollmer. “Pero aparte de eso, no veo mucha conexión con la estrella de Navidad”.

El astrónomo e investigador de Answers in Genesis, Danny Faulkner, dedujo lo mismo.

“Como astrónomo, me gusta esta conjunción. Es bastante raro estar tan cerca unos de otros en el cielo”, dijo Faulkner. “Sin embargo, no le veo ningún significado particular. Creo que lo que despertó todo el interés es el hecho de que este año llegará cuatro días antes de Navidad.

 

“Y una de las teorías más populares que ha existido por mucho tiempo”, dijo Faulkner, “es que la estrella de Navidad era una conjunción de planetas”.

Faulkner también hizo referencia a Kepler y al video de “Star of Bethlehem”: “Estos tipos de soluciones, por así decirlo, para la pregunta de la estrella navideña han sido básicas… durante al menos medio siglo. … Pero hay problemas con ese tipo de comprensión”.

Como se registra en Mateo 2: 9-10, los magos estaban encantados de volver a ver la estrella que habían visto en el Oriente. Siguieron la estrella que iba delante de ellos “hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño”. (RV)

 

«No debemos buscar explicaciones naturalistas»

“Ese tipo de descripción no se ajusta realmente a ningún cuerpo astronómico conocido, particularmente a una conjunción de planetas”, dijo Faulkner. “Soy de la opinión de que Dios probablemente creó una luz especial en el cielo para que los magos la vieran en ciertos momentos y para que se comportara de cierta manera en ciertos lugares. Y no es muy diferente de… lo que Dios usó en el desierto para la gente. Había una columna de humo de día y una columna de fuego de noche que los guiaba. Y no creo que debamos buscar explicaciones naturalistas para eso, como tampoco deberíamos buscar explicaciones naturalistas de lo que fue esa estrella que vieron los magos “.

La alineación planetaria de Júpiter y Saturno ocurre aproximadamente cada 20 años, pero los planetas estarán separados apenas 0,10 grados este año. No han estado tan cerca desde 1623 cuando estuvieron separados por 0,08 grados, y probablemente no volverán a estar tan cerca hasta 2080, explicó Gollmer.

“Los eventos raros son interesantes e intrigantes. El hecho de que podamos predecir estas conjunciones y extrapolarlas 2000 años atrás es sorprendente para la regularidad del universo legítimo de Dios”, dijo Gollmer. “Pero asociarlo a la estrella de Navidad, lo dudo”.

Gollmer también hace referencia al relato de Mateo 2:9 de la estrella moviéndose hacia donde estaba el niño y deteniéndose allí en el cielo.

“Ningún fenómeno astronómico va a moverse a un lugar determinado. Especialmente si los sabios están viajando, la perspectiva de las estrellas va a cambiar a medida que pasa el tiempo. Entonces, una hora después, todo el cielo se mueve en un ángulo de 15 grados”, dijo Gollmer. “No vas a tener, digamos, esta conjunción de Júpiter y Saturno, descansando en un lugar en el cielo y simplemente permaneciendo inmóvil allí para que los sabios lo sigan”.

Compruebe también

China obliga a los cristianos detenidos a someterse a ‘sesiones de lavado de cerebro en el sótano’

China tiene una larga historia de persecución y opresión de minorías religiosas, sobre todo musulmanes . Los cristianos …

Hay un ‘final feliz’ para ti

En la historia de quienes hemos creído en Jesús, al final de nuestra vida en …

Déjanos tu comentario