AUN POR EL MÁS PEQUEÑO

Cuando el Rey responde: «Aun por el más pequeño, lo hicieron por mí»

34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

35 Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;

36 estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.

37 Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿Cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber?

38 ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos?

39 ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?

40 Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.

Mateo 25:24-40

Muchos maestros, infinidades de veces, al ministrar a los niños no se dan cuenta que los que hacemos con tanto amor y pasión, y lo hemos hecho por la niñez, el Señor siempre está representado en cada niño que hemos ayudado.

Estos héroes de la fe, que lo dan todo: su tiempo, su dinero, su entrega en estudiar cada clase bíblica.

El Rey les dirá desde su mismo trono: Reciban la herencia eterna prepara desde la fundación del mundo, porque tuve hambre y me dieron de comer, tuve frio y me abrigaron, tuve sed y me dieron de beber, fui forastero y me dieron alojamiento, estuve enfermo y me atendieron, estuve en la cárcel y me visitaron.

Ustedes y yo diremos: ¿Cuándo Señor hicimos esto? Hubiese sido un honor haberte hecho algo así a ti mismo.

Y él nos responderá con tanto amor:

De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.

Pero señor, solo vimos la necesidad y acudimos, es más creo que nos faltó dar más e invertir más tiempo y muchas veces no tuvimos el apoyo que necesitábamos.

El señor mira nuestro corazón, y dirá nuevamente:

Entren a mi Reino porque todo lo que hiciste por estos pequeños por mi lo hiciste.

Compruebe también

20 DE SEPTIEMBRE: CON DIOS NO EXISTE SOLEDAD

Escucha: Cuando no era más que uno solo lo llamé, y lo bendije. (Isaías 51:2) …

17 DE SEPTIEMBRE: EL PASO NECESARIO

Escucha: Pase ahora mi señor delante de su siervo, y yo me iré poco a …

Déjanos tu comentario